Gazpacho Andaluz.

Según la Wikipedia, el gazpacho denominado andaluz por su popularidad, suele ser definido por algunos autores culinarios como una mezcla entre sopa y ensalada.45​ En la actualidad se  emplea como un refresco en la mayoría de las ocasiones, el cual es servido por regla general en verano. Suele servirse fresco como una bebida/comida de aromas agradables y reconfortantes. Si bien no está demostrado, hay autores que sospechan su origen en Sevilla.6​ Se denomina andaluz por haber trascendido así al resto de regiones de España y del mundo, pero en Andalucía se toman gazpachos blancos (un ejemplo es el gazpacho blanco cordobés) que no contienen tomate, y gazpachos rojos que sí los tienen. Los gazpachos rojos se elaboran en Andalucía Occidental, los blancos en Málaga, Córdoba y Granada y los verdes en Sierra Morena y Sierra de Huelva.46

La Real Academia de la Lengua Española define al gazpacho como: Sopa fría cuyos ingredientes básicos son tomate, pimiento, aceite, vinagre, ajo y sal, que es propia sobre todo de Andalucía.

Por lo que yo he podido leer y me han contado los mayores, el gazpacho era lo que comían la gente del campo en verano, cogían lo que tenían más a mano, por regla general, pan, tomate, ajo, aceite vinagre y sal, le ponían agua y, así se alimentaban y refrescaban a la vez. En invierno hacían las migas.

Cuando era pequeña pasaba largas temporadas en casa de mis abuelos y, siempre recordaré a mi abuelo, sentado en el patio en una silla baja, haciendo el gazpacho en un dornillo de madera con su maja. Ponía un poco de miga de pan del día anterior, unos granos de sal y un ajo, comenzaba a majar. A veces para ligar la mezcla le iba añadiendo, poco a poco, una clara de huevo, después añadía los tomates. Si tenía le ponía un pimiento verde y un poco de pepino, siempre decía que el culo del pepino amargaba, así que había que ponerlo de la parte más clarita o sea de la cabeza. Una vez tenía todo majado añadía sal y vinagre y por último le ponía el agua. Le salía riquísimo y nos lo daba a beber en vaso, como si de un refresco se tratara.

Hoy día se en recetas de gazpacho con ingredientes imposibles, yo no he visto nunca, al menos en mi entorno, un gazpacho con zanahoria, cebolleta, pimiento rojo y cominos, pero cada uno lo hace con lo que más le gusta. De hecho la palabra gazpacho quiere decir mezcla de cosas, o ingredientes.

Por supuesto yo utilizo utensilios más modernos para hacer el gazpacho, no tengo Thermomix, pero lo hago con la batidora y sale muy bien.

En fin después de esta introducción os pongo mi receta, aunque ya imaginaréis cuales son mis ingredientes. Espero que os guste.

INGREDIENTES:

Para tomar en vaso:

  • Un kg. de tomates maduros.
  • Pan del día anterior, bollo mejor que viena.
  • Un diente de ajo.
  • Un pimiento verde, de los de freir, tierno.
  • Un pepino.
  • Aceite de oliva virgen extra, vinagre y sal

Para la Guarnición, si lo váis a tomar con cuchara:

  • Taquitos de jamón,
  • Huevo duro.
  • Cebolla troceada.
  • Pepino troceado.
  • Cada uno lo que quiera.

               

Humedecemos el pan y lo ponemos en el fondo, después pelamos, lavamos y troceamos los demás ingredientes y los añadimos. Ponemos un chorro de aceite, vinagre, sal  y lo batimos todo muy bien.

               

Añadimos agua, hasta que esté a nuestro gusto. Yo le suelo poner hielo y así está más fresquito. Lo sirvo en vasos para acompañar la comida. También hay gente que lo toma como postre. Está buenísimo.

 

Rico, rico y fresquito!!!!!

Sopa de ajo o sopa castellana

Esta noche apetece una buena sopita calentita, ¿a que sí?

Cocinar, coser y cantar

Hola amigos, ya pensábamos que había llegado la primavera y que nos íbamos a librar del frío y de la nieve. Bueno por aquí abajo del frío porque la nieve, salvo en Sierra Nevada y en algunas ocasiones, poquitas, en la Sierra Norte, no la solemos ver. Craso error, porque el frío tenía que llegar y ha llegado, con el mes de febrero terminando, pero llegó. Y ¿que es lo mejor que nos podemos llevar a la boca y calentar nuestro estómago y a la vez nuestro cuerpo? Pues nada mejor que una sopita caliente.

Así que ayer, cuando llegamos a casa, después de todo el día fuera, ya de noche hacía bastante frío. Que sí que por aquí hace frío también, no tanto como por el norte pero, como no estamos tan acostumbrados, cuando bajamos de los 15º, nos ponemos a tiritar, jajaja. En fin, como os decía, al…

Ver la entrada original 310 palabras más

Sopa de ajo o sopa castellana

Hola amigos, ya pensábamos que había llegado la primavera y que nos íbamos a librar del frío y de la nieve. Bueno por aquí abajo del frío porque la nieve, salvo en Sierra Nevada y en algunas ocasiones, poquitas, en la Sierra Norte, no la solemos ver. Craso error, porque el frío tenía que llegar y ha llegado, con el mes de febrero terminando, pero llegó. Y ¿que es lo mejor que nos podemos llevar a la boca y calentar nuestro estómago y a la vez nuestro cuerpo? Pues nada mejor que una sopita caliente.

Así que ayer, cuando llegamos a casa, después de todo el día fuera, ya de noche hacía bastante frío. Que sí que por aquí hace frío también, no tanto como por el norte pero, como no estamos tan acostumbrados, cuando bajamos de los 15º, nos ponemos a tiritar, jajaja. En fin, como os decía, al llegar a casa se me ocurrió que para cenar iba a hacer una sopita de ajo. Hacía mucho timpo que no la hacía, en realidad la habré hecho en un par de ocasiones, así que me puse y la hice y estaba riquísima y calentita, ummmmm!!!!

Esta sopa es muy habitual en Castilla y León, también llamada sopa castellana. Una sopa humilde que en tiempos de mucha hambre sació no pocos estómagos. Con agua, pan duro, ajos, pimentón, aceite y sal se cocinaba una sopa que, en muchos hogares de España se hacía cuando no había para otra cosa.

Con el tiempo las sopas de ajo han evolucionado, incluyendo entre sus ingredientes jamón, chorizo, huevo y, así añadir categoría a una sopa que era muy humilde.

Bueno, después de esta pequeña introducción, paso a poner esta sencilla y riquísima receta.

INGREDIENTES:( para 2 personas)DSCF3439

  • 1/2 litro de agua o caldo del puchero.
  • Pan duro en rebanadas finas.
  • 5 ó 6 dientes de ajo.
  • Pimentón dulce.
  • Taquitos o tiras de jamón serrano.
  • Un huevo por persona.
  • Aceite y sal.

 

DSCF3440            DSCF3443

En una sartén con un poco de aceite, freímos los ajos fileteados, con cuidado que no se nos quemen, cuando estén blanditos los sacamos y reservamos. En el mismo aceite ponemos el pan y moviéndolo, procuramos que se fría y se ponga doradito.

DSCF3444            DSCF3453

Añadimos un poco de pimentón, removemos y añadimos el agua, si tenemos caldo mejor, y los ajos fritos a continuación.

DSCF3459            DSCF3460

Dejamos hervir a fuego fuerte unos minutos y añadimos el jamón. Removemos y dejamos otro ratito, para que se consuma un poco el caldo. Rectificamos de sal y le añadimos los huevos. Dejamos que se cuajen y listo. No puede ser más fácil y rápido y, el resultado espectacular!!!!

DSCF3462 - copia

Riquísimaaaaa!!!!!

Salmorejo cordobés.

Teniendo en cuenta que aquí hoy hemos llegado a los 38º, os dejo mi sugerencia para mañana, un Salmorejo Cordobés, a que apetece???

Cocinar, coser y cantar

Acabó la Feria de Sevilla y ya tenemos aquí el buen tiempo, es decir el calorcito. Os voy a poner una receta que suelo hacer mucho, pero sólo en la época de buen tiempo que aquí y, en casi toda Andalucía es desde abril a octubre, más o menos.

DSCF1540

INGREDIENTES: (4/5 personas)

– 1 kg. de tomates maduros.

– 200 gr. de pan del día anterior.

– 1 huevo.

– 125 ml. de aceite de oliva v. extra.

– 1 ajo.

– Sal y un chorrito de *vinagre.

* El Salmorejo cordobés, en su receta original no lleva vinagre pues el tomate ya le da suficiente acidéz y para evitar que se agríe. Pero si lo vamos a consumir justo después de hacerlo no pasa nada si le ponemos un poquito, yo suelo poner poquísimo.

Como he dicho antes, esta es la receta original del salmorejo, en lo único que…

Ver la entrada original 256 palabras más