Solomillo al güisqui

Con unas patatas fritas, el solomillo al güisqui, está riquísimo.

Cocinar, coser y cantar

El solomillo al güisqui es muy fácil de hacer y, una receta muy socorrida para los fines de semana. Se puede hacer y, una vez que esté frío, se mete en el frigorífico, donde nos puede durar hasta cuatro días. Lo podemos acompañar con unas patatas fritas o con una ensalada y también con puré de patatas.
La primera vez que hice el solomillo al güisqui, me lo tomé al pie de la letra y, le cogí a mi marido una botella que tenía guardada como oro en paño, la que me formó cuando se enteró que le había echado al solomillo. Desde entonces le pongo coñac, que es lo que le pone todo el mundo, incluidos los restaurantes.
Cuando mis hijas eran pequeñas lo hacía igual pero con filetes de pechuga de pollo, están igual de buenos y los niños se los comen mucho mejor.
Bueno pues vamos a…

Ver la entrada original 212 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s