Me voy a mi pueblo

Hola a  todos, que tal el fin de semana? Espero que os haya ido bien, yo no me puedo quejar. He tenido un fin de semana bastante agitado, primero una celebración y luego visita al pueblo.
Este es mi pueblo.
Yo soy de pueblo, creo que ya lo he comentado en una de mis entradas y por supuesto me siento afortunada de serlo, sobre todo, ahora que se ha puesto de moda eso de tener un pueblo; pues nada, estoy a la moda. Tengo una amiga funcionaria que también es del mismo pueblo y, en una ocasión me contó que, cuando ella los viernes al terminar la jornada decía que se iba al pueblo, una compañera le decía que la envidiaba por tener un pueblo donde ir los fines de semana, que era muy bonito eso de decir “me voy a mi pueblo”.
Con el Castillo en todo lo alto.

Y es verdad, es bonito volver al pueblo donde quedan familiares y amigos de toda la vida. Donde todo el mundo se conoce y, aunque en ocasiones se siente un poco agobio, porque todos lo saben todo de todos, también es verdad que cuando alguien tiene un problema, todos intentan ayudar de alguna forma.

Eso se nota ahora mucho más con la crisis, en los pueblos como todo el mundo se conoce, también saben si una familia lo está pasando peor y, cada uno ayuda como puede, unos aportan comida, otros ropa…en fin que las dificultades se sortean un poco mejor que en las ciudades, donde la gente pasa de la gente. Algunas veces no se conocen ni los vecinos que viven en el mismo edificio.
La tormenta acercándose.
Bueno como os estaba diciendo, el sábado nos fuimos al pueblo, cuando llegamos empezaron a caer chuzos de punta así que, en vez de irnos a tomarnos la cervecita y a comer fuera como normalmente hacemos, nuestros primos/amigos tenían organizado comer en casa de uno de ellos
 La verdad es que fue una gran idea porque el tiempo estaba como para no salir de casa.
Así que preparamos la mesa y, nos dispusimos a pasar una velada de lo más agradable mientras fuera llovía sin parar.
Sardinas asadas.
Primero nos tomamos unas sardinas asadas, riquísimas por cierto. Asadas en el horno para así evitar que toda la casa tuviera olor a sardinas.
Zorzal.

Después un arroz con zorzales, que son unas aves de la familia de los mirlos.

Por supuesto, los zorzales te los venden ya desplumados. Ahora es tiempo de caza y está permitido que los cacen, así hay personas en los pueblos que ahora se ganan la vida vendiendo lo que cogen en el campo, espárragos, setas, zorzales, etc.

Después de hacer un sofrito con ajo, cebolla, pimiento rojo, pimiento verde, tomate, sal y pimienta en grano.
Se añaden los zorzales, se rehogan unos minutos y se añade un buen chorro de vino. Después de unos minutos se les pone un poco de agua y se ponen en la olla exprés unos diez minutos, pues la carne es bastante dura. A continuación se pone el arroz y se deja durante unos 15 ó 20 minutos a fuego lento y tapado.
Riquíiiiisimoooooooooooo!!!!!

LOS POSTRES:
Flan de huevo y café.
Frutas variadas.

Las frutas que están en la foto, melones, caquis y granadas, han sido cogidas del huerto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s